Etiquetacriptomonedas

Faucets Bitcoin: los aspectos que debes conocer

Sin duda que uno de los elementos novedosos en cuanto a Bitcoin –que de por sí es innovador- son las “faucets”, las cuales han contribuido a que ésta sea una de las criptomonedas más populares y se extienda a un ritmo impresionante, por lo que cabe preguntarse qué son las faucets y cómo nos pueden ayudar a hacernos con tantos Bitcoins como podamos, entre otras cosas importantes. ¡Empecemos!

¿Qué son las Faucets y por qué mediante ellas se dio a conocer Bitcoin masivamente?

De manera abreviada y sencilla, las faucets son páginas con las que se obtienen Bitcoins con publicidad, y dichas divisas virtuales se acumulan en sus unidades mínimas, los satoshis (similar a los centavos respecto al dólar). Tales faucets se valen del CPM (costo por cada mil impresiones) y necesitan gran cantidad de visitas al día o tráfico para poder generar ingresos en la criptomoneda antes mencionada.

Y qué mejor manera en la actualidad, con la gran popularidad que goza el Bitcoin que ofrecer a los usuarios la posibilidad de conseguir satoshis de manera instantánea y cada pocos minutos.

Este es el momento para utilizar las faucets, ya que la popularidad de Bitcoins crece a pasos agigantados, a tal punto que grandes empresas y gobiernos confían en tal criptomoneda.

Cuando Bitcoin inició, las faucets regalaron pequeñas cantidades de Bitcoin gratis para darse a conocer a millones de usuarios, y vaya que les ha servido, pues tal divisa virtual sigue ganando gran cantidad de inversores alrededor del mundo.

Por cierto, la unidad mínima del Bitcoin, el satoshi, fue nombrada en honor a su fundador: Satoshi Nakamoto. 100.000 satoshis equivalen a un 0,001 Bitcoin, aproximadamente.

¿Cuál es el funcionamiento de las faucets?

Para obtener los satoshis es bastante simple, se hace mediante el sistema de reclamo (“claim”) y lleva muy poco tiempo hacerlo. Antes de usar las faucets, debes hacerte con el monedero Xapo, pues tales páginas únicamente permiten el uso del monedero Xapo para que obtengas los satoshis.

Primero, debes acceder a la página que ofrece el servicio de faucet, luego, si entras por primera vez, habrá un campo en el cual te solicitarán el correo electrónico asociado a tu monedero Bitcoin, o de lo contrario a la dirección de tu cartera de tal criptomoneda.

Después, completarás un captcha sencillo para comprobar que no es un robot quien hace tal solicitud, y por último, pulsa el botón “Claim” (Reclamar), ¡y listo!

En cuestión de segundos, deberás ver cómo se incrementa ligeramente la cantidad de Bitcoin en tu monedero mediante la transacción por reclamo. Hay faucets que en vez de transferirte inmediatamente los satoshis, los acumulan en tu cuenta para que luego hagas un retiro de mayor cantidad.

Como verás, los faucets son una manera sencilla e interesante de irte metiendo en el mundo Bitcoin, por lo que se acaban las excusas para probar esta innovadora divisa virtual y disfrutar de las ventajas que ofrece.

Fuente: emprendices.co

Ganar con el bitcoin sin comprar bitcoins: las empresas que más se beneficiarán de las criptomonedas

Las referencias mineras generalmente evocan imágenes de picos y palas. Pero para los partidarios del bitcoin y otras criptomonedas cuyo valor está aumentando sin límites, el oro puede estar en las acciones de las empresas que producen los procesadores de computadora y chips utilizados para crear las monedas digitales en un proceso que se conoce como minería.

Las monedas digitales sólo pueden crearse utilizando computadoras para resolver problemas matemáticos complejos. La dificultad aumenta a medida que se resuelven más problemas, lo que lleva a los mineros a requerir hardware aún más potente. Con los precios de las monedas digitales en alza, la demanda de los componentes está aumentando, ya que los mineros son capaces de recuperar su inversión inicial más rápido.

Una plataforma completa de minería, compuesta por tarjetas gráficas, procesador, fuente de poder, memoria, cableado y ventilador, cuesta entre 2,400 y 3,800 dólares en Amazon. El Antminer S9, que se calcula mina 0.29 bitcoins por mes, se vende a un precio al menudeo de 2,795 dólares, lo que significa que uno puede recuperar la inversión en unos cuatro meses con bitcoin en 2,700 dólares, sin tener en cuenta los costos de la electricidad. Los mineros generalmente compran equipos completos o los construyen ellos mismos.

Las siguientes son algunas de las empresas que fabrican las piezas:

Nvidia

La empresa con sede en Santa Clara, California, fabrica unidades de procesamiento gráfico (GPU por sus siglas en inglés) utilizadas por los jugadores y cada vez más por los mineros de monedas digitales. Las GPUs que aparecen en el sitio web de Nvidia pueden costar hasta 1,200 dólares.

El mercado de plataformas-minería puede crecer a alrededor de 1,300 millones de dólares, y como las GPU representan aproximadamente dos tercios de los costes minería de monedas, la demanda de GPUs puede aumentar hasta los 875 millones de dólares, según un informe de RBC Capital Markets el 6 de junio.

Si Nvidia recibe la mitad de eso, representará un aumento de 10% en sus ventas de GPU, dijo el analista de RBC Mitch Steves en una entrevista. Actualmente la compañía tiene alrededor del 75% del mercado de GPUs, según un informe de Jon Peddie Research.

Advanced Micro Devices

AMD, como se conoce a la compañía, también fabrica tarjetas gráficas utilizadas para minar ethereum y otras monedas. Las acciones de la compañía con sede en Sunyvale, California son las que más han subido en el Philadelphia Semiconductor Index en la última semana, en parte gracias a un artículo de PcWorld que dijo que es casi imposible obtener las tarjetas de gráficos Radeon de AMD después de un aumento en la demanda de mineros de ethereum.

La compañía también fabrica los procesadores normalmente utilizados para construir plataformas de minería, y su director de tecnología Mark Papermaster dijo en una conferencia de Bank of America Merrill Lynch que su producto compite con su rival más grande Intel.

Intel

La minería de monedas digitales tiene el potencial de impulsar la demanda de procesadores de Intel, dijo Kevin Cassidy, analista de Stifel Nicolaus. Aunque los procesadores (CPU) de AMD son populares entre los mineros, Intel es el líder tradicional en el sector y está dando pasos para contrarrestar a su rival incipiente.

Micron Technology

Micron, con sede en Boise, Idaho, es el mayor fabricante estadounidense de chips de memoria, uno de los componentes de un equipo de minería, por lo que también se beneficiará, dijo Cassidy.

Fuente: economiahoy.mx

Ethereum – Guia Completa De Todo Lo Que Debes Saber De La Popular Criptomoneda

Tras la explosión de la popularidad de Bitcoin en lo últimos años, numerosas empresas han puesto aprueba la tecnología de cadenas de bloque, también conocido como el blockchain. Proporcionando una variedad de nuevos servicios y aplicaciones para el software anónimo, las nuevas organizaciones están a punto de revolucionar la forma en que utilizamos las criptomonedas en el día a día.

A pesar de la gran variedad de programas y aplicaciones disponibles en la siempre creciente industria de la criptografía, Bitcoin sigue robando el centro de atención.

Muchos consumidores pueden incluso no ser conscientes de la multitud de opciones disponibles cuando se trata de las aplicaciones de la tecnología blockchain, así como la amplia lista de formas en que esta tecnología se puede utilizar para crear conceptos monetarios y económicos completamente nuevos en la comunidad on-line inclusiva .
Una nueva red de bloques es Ethereum, que stá haciendo olas dentro de la comunidad de la criptoconversión. Sus sistemas permiten a los programadores independientes crear sus propias aplicaciones, utilizando las mismas en una red de bloqueo público completamente descentralizada y pública.

Al igual que todas las aplicaciones blockchain, sus principales beneficios incluyen el aumento de la privacidad y el poder individual que sólo se puede lograr realmente en un sistema descentralizado de la moneda.

Más importante aún, sin embargo, este sistema único permite la creación de una variedad de sistemas sofisticados que utilizan la tecnología blockchain capaz de manejar transacciones y contratos complejos mientras que mantiene el anonimato y la libertad descentralizada.

Además, Ethereum viene equipado con su propia moneda disponible para la venta y el comercio, que la llaman el Ether.

Aunque quizás no mucho en comparación con el valor de $ 3000 en valor actualmente atribuible a un Bitcoin, Ethereum actualmente cotiza en un poco estable $ 250, (2017) lo que es una buena apuesta para los inversores que buscan la posibilidad de ganancias a largo plazo con una explosión de las criptomonedas.

Debido a su lugar como una forma más reciente de criptomonedas, la versión comercializable de Ethereum ha atraído una cantidad bastante significativa de atención dentro de la cripto-comunidad.

Profesionales y comerciantes casuales por igual han acudido a Ether como una posible alternativa a la normalizada Bitcoin, viendo la perspectiva única como una nueva forma de moneda descentralizada para verter el dinero en la esperanza de ganancias en un corto tiempo.

Sin embargo, la mayoría de los expertos están de acuerdo en que la razón principal para estar entusiasmados con Ethereum ni siquiera tiene nada que ver con su moneda y el precio estable que proporciona. En cambio, parece que la plataforma potencial de Ethereum -en lugar de su moneda física- prevalece como la causa última del creciente interés público en Ethereum.

En cualquier caso, el creciente interés en Ethereum ha causado un gran cambio en el mundo de la criptoconversión. A medida que esta plataforma crece, continúa encontrando algunos de los mismos problemas ideológicos y prácticos que enfrentan las plataformas que utilizan la tecnología de bloques irreversibles y descentralizados.

Los dolores de crecimiento de Ethereum no necesariamente se correlacionan con una evolución totalmente positiva. La desinformación, el malentendido y la mala aplicación siguen presentando problemas legítimos para el mundo de Éter.
Como resultado, existe una necesidad directa de que los consumidores estén más informados sobre las realidades no adulteradas detrás de una opción cada vez más popular para aquellos que buscan hacer su fortuna en la criptografía.

Esta guía se ha creado para abordar una variedad de consideraciones importantes con respecto a Ethereum. Incluyendo información sobre la moneda, la plataforma, los pros, así como los contras, esta guía debe ser considerada como una introducción a las realidades detrás de Ethereum.

Naturalmente, los consumidores que están interesados en usar Ethereum para todo lo que tiene que ofrecer probablemente tienen algunas preguntas sobre la característica principal de la moneda en aumento. En pocas palabras, la cadena de bloques es un sistema descentralizado donde se puede almacenar información.

En sus aplicaciones anteriores, Bitcoin fue una de las únicas monedas del mundo en utilizar la tecnología blockchain. Bitcoin cambió la forma en que la gente veía la criptografía cuando, por primera vez, pudieron utilizar blockchain para mantener la información descentralizada y anónima.

Para entender cómo Ethereum utiliza la tecnología blockchain, es importante entender primero cómo funciona el bloque de bloques. Esta sección dará a los lectores una introducción básica a lo que hace blockchain tan único como un sistema y como un árbitro monetario.

En pocas palabras, la cadena de bloque es un árbitro público de transacciones que no pueden ser alteradas y que no caen bajo el control de ninguna entidad. La tecnología en su concepción es algo complicada, pero las características de la cadena de bloques son generalmente fáciles de entender para los nuevos usuarios.

Piense en la cadena de bloques como una secuencia larga y larga de código y las computadoras utilizadas para retransmitir una transacción desde el punto A al punto B. A lo largo del camino, la información a menudo está disponible en partes de la transacción. Cuando se trata de Bitcoin, por ejemplo, los registros de transacciones están disponibles para informar a los usuarios qué transacciones están ocurriendo en todo el mundo en tiempo real.

Aunque esta información suele ser muy limitada y proporciona un anonimato sustancial, algunos usuarios todavía anhelan una capa adicional de protección de identidad y descentralización.

La cadena de bloques almacena “bloques” de información idéntica a través de varios puntos en toda su red. Como resultado, la información almacenada en la cadena de bloques se considera generalmente inalterable.

Hay una excepción a la cadena bloqueada inalterada, y lo discutiremos más adelante. Pero por ahora, los lectores necesitan comprender que la cadena de bloqueos existe ante todo para proteger el anonimato de los usuarios y la naturaleza descentralizada e inalterable de una moneda en línea.

La red descentralizada ofrece varias ventajas únicas para los usuarios. En primer lugar, protege contra la corrupción y la manipulación. Debido a que la información es incorruptible y almacenada a través de múltiples redes, generalmente se considera libre de la posibilidad de manipulación de una fuente externa.

Mientras que algunos sostienen que las monedas en el mundo real como la moneda de los Estados Unidos pueden ser manipulados, sujeto a cambios de una naturaleza oculta, el precio de una criptocudencia, el valor y la ubicación es determinado enteramente por el mercado, por los usuarios que crean el sistema. La cadena de bloques lo hace posible.

Si no fuera por la naturaleza incorruptible de la cadena de bloqueo, la moneda sería susceptible a los mismos problemas que plagan modernidades modernas, en línea y en el mundo real. La manipulación, la edición y el robo pueden evitarse con un sofisticado sistema de bloque de bloques.

Además, las redes descentralizadas proporcionadas por la cadena de bloqueo proporcionan a los usuarios una red más segura de la que normalmente Internet puede proporcionar.

Una de las principales razones detrás de este gran beneficio es que, debido a que la cadena de bloques almacena la información en varios “bloques” incorruptibles de código y datos, la información que contiene información de monedas está en gran parte fuera de las manos de posibles hackers.

Cuando incluso el propietario de una moneda no puede revertir la transacción una vez que ha tenido lugar, se hace muy difícil para aquellos que no tienen acceso a la transacción original interceptar el transporte de una moneda virtual.

Otro gran beneficio de la cadena de bloques es que las aplicaciones experimentan un tiempo de inactividad cero. Bitcoin, u otras monedas descentralizadas, nunca pueden apagarse. No importa cuál sea la situación, los consumidores nunca pueden esperar que las aplicaciones blockchain bajen. Esto significa que su valor y valor no depende de la fiabilidad de su red.

Posteriormente, los consumidores pueden estar seguros de que no hay ninguna oportunidad para la manipulación clandestina de la moneda basada en ataques de hacking que causan que “bajar”.

En suma, los consumidores necesitan entender que la cadena de bloque es una red muy versátil que proporciona la descentralización esencial para la columna vertebral de varias criptocurrencias clave. Comprender la cadena de bloqueos y cómo funciona es esencial para entender cómo las criptoconversiones operan en el ámbito del mercado en línea.

Que Exactamente Es Ethereum?

Una de las razones principales por las que tantos programadores y desarrolladores continúan acudiendo hacia Ethereum es que la moneda representa una revolución en la forma en que la gente ve la cadena de bloqueos.

Como se explica en la sección anterior, la tecnología de bloques es una manera fácil de lograr una variedad de objetivos del consumidor. Particularmente cuando se trata de la perspectiva del anonimato en las transacciones, el uso de la tecnología blockchain es un componente esencial para muchas de las principales criptocurrencias que hoy disfrutamos.

Ethereum permite a los programadores ejecutar sus propios programas y software en la red Ethereum. Lo que es más importante, permite a los programadores convertir otros programas en lenguajes de programación independientes en programas utilizables, con bloqueo de bloques.

Como resultado, todo el proceso de creación de un programa de bloque de bloques ha sido revisado, hecho diez veces más fácil por Ethereum. Esta innovación presta a varias industrias del mundo real una oportunidad potencialmente revolucionaria.

En la siguiente sección, esta guía detallará cómo exactamente Ethereum ha trabajado para innovar el proceso de creación de programas de cadenas de bloque y cómo esta nueva oportunidad podría aplicarse en una variedad de negocios e industrias del mundo real.

Máquina Virtual Ethereum

La Ethereum Virtual Machine ha sido llamada la mayor innovación de Ethereum. Este programa es el que hace que todo suceda. Este software Turing-complete funciona completamente en la red Ethereum. Permite a cualquier programador ejecutar cualquier programa, independientemente del idioma en el que fue escrito, en la red Ethereum.

Esto significa que virtualmente cualquier programa, si se da suficiente tiempo y memoria, puede ser cambiado en un programa descentralizado con todas las ventajas de seguridad de un programa con tecnología blockchain.

Esto no quiere decir que antes de Ethereum, la creación de programas habilitados para bloquear bloques fuera totalmente imposible. Antes de los días de Ether y la red de Ethereum, los programadores tuvieron que pasar por el proceso minucioso de crear su propia cadena de bloqueo totalmente original antes de que pudieran ejecutar un programa en ella.

Esto significa que la creación de una moneda sería un proyecto extenso, llevando meses o años para incluso hacer progresos sustanciales.

Con Ethereum, este proceso es simplificado. En lugar de crear una nueva cadena de bloques, aquellos que buscan ejecutar su nuevo programa pueden simplemente conectarlo a la Máquina Virtual Ethereum y convertir su trabajo en una entidad utilizable en la red Ethereum.

Aplicaciones de Ethereum

Primero, el propósito principal y la aplicación de Ethereum siempre ha sido la creación de aplicaciones descentralizadas. Debido a que los programas se pueden crear fácilmente que utilizan las tecnologías blockchain, la máquina virtual de Ethereum permite a los programadores crear una variedad de programas que no tienen líder.

Debido a que la información de estos programas se almacenará en varios lugares descentralizados diferentes, la seguridad de la cadena de bloqueos se vuelve aún más pronunciada, incluso en los programas y organizaciones con bajo presupuesto buscando el anonimato.

Una de las aplicaciones intuitivas de Ethereum es la creación de Organizaciones Autónomas Descentralizadas. Los DAO son coaliciones de individuos de ideas afines que operan fuera de los deseos o acciones de cualquier líder. Estas organizaciones son particularmente importantes en las industrias que demandan privacidad e igualdad en la estructura.

A diferencia del modelo tradicional de una organización con respaldo monetario, un DAO no tiene líder; Todos los miembros que poseen «fichas» en la organización tienen derecho al voto en los acontecimientos de la organización de la que forman parte.

Las aplicaciones actuales que se están desarrollando en Ethereum dan a los consumidores e investigadores una buena manera de predecir los tipos de aplicaciones que la red Ethereum proporciona.

Por ejemplo, Weifund es una plataforma de crowdfunding abierta que convierte las contribuciones de campaña de los usuarios en activos contractuales que pueden ser negociados dentro de la red Ethereum.

Además, programas como Uport se hacen para almacenar información personal fuera del control de un gobierno centralizado.

Utilizando la tecnología blockchain, los creadores de este programa permiten a los ciudadanos almacenar privadamente su información en una red totalmente descentralizada que no puede caer en manos de un gobierno o agencia en la que no confíen.

Como se mencionó en la sección introductoria, Ethereum ha experimentado un problema que muchas otras criptocurrencias contemporáneas también han tenido que enfrentar. Después de un feroz argumento en línea, los miembros de la comunidad Ethereum ejecutado lo que la industria llama un “tenedor duro”.

Una bifurcación dura cambia el código de la base en Ethereum, por lo general para devolver fondos a alguien después de algo malo ha sucedido.

En este caso particular, un hacker desconocido se aprovechó de una hazaña para hackear y robar una popular organización autónoma descentralizada en la red Ethereum. Al final, el equivalente de $ 50 millones de dólares fue tomado, perdió a un ladrón anónimo.

La comunidad debatió durante bastante tiempo, pero finalmente decidieron que el mejor curso de acción era ejecutar un tenedor duro y editar el código de Ethereum para devolver el dinero a la organización.

Esta fue, y sigue siendo, una elección muy controvertida. El precedente de la irreversibilidad es más importante para algunos usuarios que el dinero que fue robado, ¡y por buenas razones! Muchos usuarios sienten que una moneda descentralizada debe ser verdaderamente inmutable.

Estos usuarios sienten que el precedente de nunca invertir una transacción es lo que da un sistema descentralizado su fuerza.

Debido a la división principal dentro de la comunidad Ethereum, Ethereum se dividió en dos entidades separadas. Ethereum Classic es idéntico a Ethereum regular en el bloque de información donde ocurrió la horquilla dura. Después de eso, los dos bloques de bloque actúan como entidades separadas.

Para el usuario medio, esta división significa muy poco. Sin embargo, es importante que los consumidores entiendan que el tenedor duro actúa como evidencia de que, aunque la irreversibilidad y descentralización de una cadena de bloques es uno de sus principales puntos de venta, no es infalible, los reajustes suceden.

Cómo obtener Ethereum?

La Forma más sencilla de comprarlo

Si usted está pensando comprar simplemente la modernidad como si fuera una acción entonces hay muchas opciones para hacerlo. Ethereum es el sistema de moneda, pero el producto real se llama Ether. Es similar a la forma en que nos referimos al dinero como el concepto abstracto, pero un dólar es una cantidad cuantificable de dicho dinero.

Ether es el término para una unidad de moneda que está involucrada en el sistema Ethereum de transacciones. Usted puede comprar esta moneda y esperar que el precio de que sube para que pueda hacer un retorno de su inversión. Esta forma de adquirir éter es como invertir en un metal precioso como el oro o la plata.

Usted no está haciendo y trabajando activamente para este Ethereum, pero es más como una inversión. Hay una cierta sensación estimulante asociada con la compra de una criptoconductividad como ethereum. Es muy entretenido saber que usted tiene una parte en esta moneda muy nicho.

Aunque usted no está haciendo mucho más que hacer una inversión en Ethereum cuando usted lo consigue esta manera, es sin embargo un uso muy intrigante y popular de la modernidad.

Invertir en Ethereum es una forma legítima de intentar entrar en esta nueva y creciente criptoconversión. Todo el mundo ha oído hablar de Bitcoin como una criptografía, y muchas personas han tenido su interés provocado hacia estas formas exóticas de dinero.

La gente ha sido atraída a Ethereum porque proporciona un cierto nivel de atractivo para estar en la planta baja o entre los primeros individuos a interactuar con algo que tiene el potencial de ser un gran éxito. También funciona en un sistema muy seguro.

Tienen muchas personas en todo el mundo mantener una copia de sus trabajos de Ethereum, así como cuando uno se completó. Este proceso se conoce como Minería Ethereum, y es la siguiente manera que uno puede contribuir a Ethereum, así como hacer un poco de éter simplemente permitiendo que su computadora para almacenar este libro de contabilidad de tipo.

La minería es algo de un término abstracto. Lo que realmente está haciendo es permitir que su computadora se convierta en un enlace en la gran cadena de usuarios de Ethereum y permitirá que su computadora reciba actualizaciones cada vez que alguien cerca de usted completa un trabajo y necesita ser distribuido una cierta cantidad de éter. Usted actúa como un waypoint para esta cadena de bloque.

Es similar a una brigada del cubo. La información proviene de uno de los principales puntos de operación de Ethereum para estos mineros. Ethereum es como un libro mayor gigante y si usted presta su computadora para ser un minero que usted enviará mensajes a este libro mayor siempre que el éter necesite ser distribuido.

Es mucho más fácil y más eficiente ejecutar una criptografía de esta manera en lugar de tener un único equipo que podría ser hackeado y tener todos los datos perdidos. Esta manera de distribuir toda la información a los mineros de todo el mundo tiene muchos beneficios, y también tiene beneficios para aquellos que permiten que su computadora mina para etéreo.

Aproximadamente cada 12 segundos se agrega un bloque a la cadena de bloques. Esto significa que cada 12 segundos alguien está firmando su computadora a mi ethereum. Cuando una computadora hace esto se firman para mantener y mantener ese libro de la distribución de éter.

Si uno de los ordenadores principales fuera ser hackeados o fallaran, entonces los mineros mantendrían el leger para que nunca hubiera mucho peligro a la información. Se le otorgará 5 Ether por permitir que su computadora haga esto, pero también se le distribuirá periódicamente Ether mientras su computadora está minando.

La cantidad de éter varía en función del poder de procesamiento de su computadora. Una computadora mucho mejor y más rápida se le dará Ether mucho más rápido que una computadora lenta, pero se le dará Ether sin embargo.

La razón por la que se creó Ethereum fue para que pudiera ser una moneda para facilitar el intercambio de bienes y servicios. La gente que necesita un trabajo hecho puede poner hacia fuera los contratos para que la gente realice así como fija un nivel que el trabajador necesita ser pagado para hacer una tarea.

Es muy similar a trabajar en una instalación tradicional, excepto en línea y utilizando una forma de vanguardia de la moneda.

Por ejemplo, digamos que posee una pequeña empresa y necesita un poco de codificación para su software. Usted pone a cabo 5 contratos que tienen un plazo, así como un pago de 5 Ether al finalizar. Esta información va a todos los bloques de todo el mundo, y quien complete uno de los contratos lo enviará a uno de sus bloques locales.

Digamos que uno de estos codificadores vive en Brasil. Él hace la codificación y alerta a su bloqueo local. El Ether es entonces transferido a su cuenta. Este mismo proceso ocurre para codificadores en Rusia, Australia, Francia, México, y en cualquier otro lugar que puedas imaginar.

Una vez que se cumple un contrato, se envía un mensaje a los bloques de todo el mundo y sabrán que sólo quedan 4 contratos por llenar. Entonces 3, luego 2, luego 1, y luego todos los contratos han sido completados para ese trabajo en particular. Todos los trabajadores serán pagados, y el dueño de la pequeña empresa está feliz de que su codificación se haya completado.

Este método de distribución de trabajo que necesita hacer en todo el mundo tiene muchas ventajas. Usted no está limitado por factores geográficos. Alguien podría vivir en el otro lado del mundo y todavía ser capaz de conseguir este trabajo de codificación hecho.

Hay muchos otros trabajos que existen. Un podcast puede necesitar un ingeniero de audio para hacer su sonido podcast lo mejor posible.

Cómo usarlo – Libro de monedas

No importa cuál de los métodos anteriores para adquirir Ether elija, definitivamente va a necesitar obtener un método por el cual intercambiar, almacenar y comercializar Ether.

El programa conocido como “Coinbook” hace exactamente esto. Es una cartera en línea de las clases. Fue diseñado por una empresa de diseño conocida como Engine Collaborative.

Ellos se especializan en diseño en línea, y vio que había relativamente pocos productos por ahí para que las personas puedan administrar y ver su criptocurrencia.

Ellos aprovecharon esta oportunidad para desarrollar un maravilloso producto que simplifica el proceso de transacción y facilita que los individuos se sientan atraídos por esta criptografía porque no hay necesidad de una comprensión intrincada de la programación o codificación de computadoras.

¿Cuál es el propósito?

Después de haber revisado casi todo lo relacionado con la criptoconversión, es posible que se pregunte “¿Por qué es todo esto necesario?” O “¿Qué propósito sirve?”. Bueno, la criptoconversión tiene amplios y generalizados impactos en la forma en que el mundo funciona.

Las variaciones económicas y de mercado de las criptomonedas como Ether han cambiado y evolucionado enormemente durante la última década.

Una gran parte de la utilidad se puede encontrar en el anonimato y la desconexión entre alguien que busca contratar a la gente para un trabajo específico, así como aquellos que buscan para lograr un trabajo. Con un sistema de bloque de bloques como Ethereum, alguien que busca hacer un trabajo puede simplemente poner su tarea con el precio que está dispuesto a pagar y luego esperar a que la gente acepte la oferta.

No tiene que interactuar con la gente que hace el trabajo porque todo está gestionado por un código que dice cuándo distribuir Éter. Es sólo una vez que se realiza la tarea que el individuo será pagado.

Él no tiene que preocuparse de que el empleador detenga su fin del trato en términos del pago porque el éter ya ha dejado la cuenta del empleador y sólo está esperando para ser distribuido a quien debe realizar el trabajo para él.

La evasividad y el anonimato de Ethereum también se prestan a la utilización por aquellos que buscan tener un trabajo realizado cuya legalidad puede estar en cuestión. La gente dispuesta a “hacer el trabajo sucio” ha encontrado empleo bajo muchas formas de criptocurrencia.

Aunque están en la minoría de la gente que usa la modernidad, se han asociado con la criptocudencia en general.
Cuando uno escucha el nombre de Bitcoin pronto piensan en operaciones de tráfico de drogas o personas que buscan comprar materiales ilegales en línea; Sin embargo, muchas transacciones de criptoxicidad son simplemente personas que simplemente utilizan una forma de moneda para facilitar el intercambio de bienes y servicios de una manera más anónima que la moneda tradicional.

Otro aspecto beneficioso de Ethereum es su inclusividad y utilidad mundial. Ethereum es una moneda mundial que es estática en todo el mundo. Aunque el valor de Éter está sujeto a cambios, es el mismo valor sin importar en qué lugar del mundo vivas.

La moneda local tiene muy poco, si acaso, que ver con una criptografía como Ethereum. Ofrece un sentido de unidad a la gente de la Tierra. Es un paso hacia una moneda global y para la ampliación de los mercados internacionales.

La gente de todo el mundo acude a Ethereum porque les ofrece una conexión con la comunidad internacional que era inigualable. La gente de todo el mundo está buscando contratos potenciales para aceptar el mismo resultado, un poco de éter. Esto conecta a los seres humanos de maneras que aún son desconocidas.

El propósito de Ethereum es difícil de determinar porque tiene muchas razones para ser utilizado. En pocas palabras, el intercambio de bienes y servicios para un artículo monetario con el que se puede comprar bienes y servicios, pero hay algo especial acerca de Ethereum y criptocurrencies en general.

Son más seguros que el dinero tradicional. No se puede “robar” o perder su dinero en accidente porque un registro de cada transacción se mantiene en las computadoras de todo el mundo. El propósito puede ser diferente para cada persona que lo usa, pero una cosa es conocida.

Los beneficios, así como los posibles perjuicios de Ethereum o criptocurrencies en general se hará evidente en los próximos años, y que influirá para siempre la forma en que la moneda se maneja en todo el mundo

Pensamientos finales sobre Ethereum

Como Bitcoin sigue subiendo de precio, más consumidores están explorando la posibilidad de entrar en la planta baja de una nueva criptomoeda.

Los lectores necesitan entender que, aunque Ethereum tiene mucho que hacer, ciertamente está avanzando en el camino de la innovación y el cambio. La creación de nuevas tecnologías blockchain continúa atrayendo a muchos desarrolladores para darle a Ethereum una oportunidad.

La obtención de éter a través de una variedad de diferentes métodos, los consumidores pueden participar con la creciente comunidad Ethereum. La sanidad, la ley y el gobierno son todas las industrias con usos potenciales para un modelo de bloqueo sostenible.

A medida que más y más profesionales crecen en la importancia del anonimato, la sostenibilidad y la descentralización, Ethereum se ha convertido en un desafiante formidable incluso para las monedas legítimas en el siglo XXI.

Si bien puede no conseguir bastante la publicidad de Bitcoin, Ethereum está creciendo – y definitivamente está creciendo rápidamente.

Fuente: ganardinero.co

Ethereum igualará a Visa en escala de operaciones en un “par de años”, según su creador

El creador del Ethereum cree que las criptomonedas son el futuro de la seguridad y la economía, y que su escala de operaciones seguirá creciendo. Así lo ha asegurado a TechCrunch en una entrevista en la que ha dividido el mundo en dos tipos de personas, las que ya han oído hablar del bitcoin y las que todavía no lo han hecho.

De hecho, Vitalik Buterin ya habla de que Ethereum y las criptomonedas puedan igualar la escala de transacciones de las tarjetas de crédito “en un par de años”. Se trata sin duda de un pronóstico bastante optimista teniendo en cuenta la caída que han estado sufriendo las criptomonedas en las últimas semanas.

“De donde viene Ethereum es básicamente de tomar la idea de la economía criptográfica y los tipos de incentivos económicos que mantienen el crecimiento de elementos como los Bitcoin para crear redes descentralizadas con memoria para un montón de aplicaciones”, dijo Buterin en la entrevista. “Una buena aplicación blockchain es algo que necesita descentralización y algún tipo de memoria compartida”.

El Ethereum ha surgido como una nueva criptomoneda de referencia que se diferencia de manera clara del Bitcoin, ya que mientras el Bitcoin intenta generar una economía mundial, en Ethereum escriben códigos informáticos en la cadena de bloques y en Internet. Vamos, que no buscan tanto el convertirse en una moneda alternativa como en una funcionalidad aplicable al mundo del software.

“El Bitcoin está procesando un poco menos de 3 transacciones por segundo”, ha dicho también. “Ethereum está haciendo cinco por segundo, mientras Uber ya da 12 paseos por segundo. Tomará un par de años que la Blockchain sustituya a Visa”. En este caso hay que aclarar que el propio Buterin ha matizado después sus palabras, asegurando que se refiere a la escala de transacciones y no a una sustitución real de las tarjetas Visa actuales.

“Podrías ejecutar StarCraft en la cadena de bloques”, ha asegurado después para asegurar que aunque hay cosas que no deberían, hay muchas otras cosas que sí podrían utilizar la cadena de bloques. “Ese tipo de cosas son posibles. El alto nivel de seguridad y escalabilidad permite que todas estas otras cosas sean construidas en la parte superior. Ethereum es una capa base segura que no tiene muchas características”.
Palabras de aliento en horas bajas

Teniendo en cuenta las semanas negras que están teniendo las criptomonedas basadas en la cadena de bloques, y que con el caso DAO vimos que el Ethereum no está exento de peligros, las palabras de Buterin pueden sonar excesivamente optimistas. Asegura que todo se basa en los incentivos, aunque el minar criptomonedas ya no es tan jugoso como lo fuera en el pasado.

Además, aunque en cuanto al volumen de transacciones las criptomonedas sigan creciendo, seguirá quedándoles intentar pasar de ser una herramienta casi exclusiva para una minoría con conocimientos técnicos a algo mucho más utilizable por otras personas que no saben tanto. Parece difícil que hasta entonces, independientemente de que su valor suba o siga cayendo, alcance su verdadero potencial entre los ciudadanos de a pie.

Fuente: ganardinero.co

Que es el Blockchain? y para qué se está usando

Muchos habréis leído algo aquí y allá sobre bitcoin, la criptomoneda que se proponía darle una vuelta a la economía mundial y que sigue siendo una alternativa singular a las monedas tradicionales. Probablemente muchos menos hayáis oído hablar o leído algo sobre la cadena de bloques, más popularmente conocido por el término que la define en inglés, blockchain.

La cadena de bloques es pilar fundamental de bitcoin, pero en realidad podría ser pilar de muchas más cosas. Esta forma de transferir un mensaje digital ofrece ventajas claras en temas como la seguridad o la integridad del mensaje, y aunque teóricamente parece ligada de forma indivisiblea las criptomonedas, este componente va mucho más allá. O al menos, puede hacerlo: veamos para qué se está usando la cadena de bloques más allá de bitcoin.

¿Qué es la cadena de bloques?

Hace ya dos años que comenzamos a hablar de bitcoin y de la singular transformación que proponía en el segmento de la economía. Esta criptomoneda mostró sus virtudes tecnológicas ya entonces, y aunque incluso en temas que refuerza como los de la seguridad no es inmune a ciertos ataques que se centran en otros eslabones de la cadena, como ya se demostró en agosto del año pasado.

Buena parte de la “magia” de esa y otras criptomonedas se basa en el uso de la cadena de bloques, un elemento fundamental que también exploramos hace unos meses en detalle. En aquel momento destacábamos cómo la cadena de bloques -una especie de “libro de contabilidad 2.0”, pero que no solo puede contabilizar dinero- podría convertirse en una alternativa al sistema SWIFT imperante en las transacciones bancarias, y las razones son varias:

Primero, es un sistema muy seguro, y además esta seguridad se basa en la fortaleza de la criptografía, no en redes paralelas de datos. Segundo, es muy económico, pues cualquiera puede operar a coste prácticamente cero en Bitcoin y lo único que tiene que hacer es proteger fuertemente sus claves privadas. Tercero, es muy rápido. Y cuarto, incluso si la banca tradicional decide estancarse pueden surgirle competidores que usen blockchain para mandar dinero entre países a costes irrisorios.

Hablábamos entonces de escollos para el uso de la cadena de bloques, siendo el principal la necesidad de que la operación debía realizarse en bitcoins. De hecho, decíamos entonces, “estaríamos limitados a la liquidez del mercado de Bitcoins en los países de origen y destino”. Y aun así, las ventajas son evidentes, ya que la cadena de bloques salvaguarda todo tipo de datos sobre las transacciones económicas y permite verificar que el dinero proviene de fuentes legítimas y que ese dinero no ha surgido de la nada.

No hay que confundir la función de la cadena de bloques a la hora de facilitar esas transacciones con el anonimato. Aunque bitcoin se convirtió en moneda de cambio para compras de objetos pertenecientes a mercados ilegales -recordaréis el suceso con Silk Road- una de las virtudes de la cadena de bloques es la de poder vincular unívocamente a cada usuario, y que el identificador de cada usuario esté vinculado a una persona real, como si fuera una cuenta bancaria.

Otra de las claras ventajas de bitcoin y del esquema planteado por la cadena de bloques es que se aparta de esa filosofía centralizada que ha imperado en Internet durante las últimas dos décadas. La relación de transferencias -en el caso de la criptomoneda y de esas operaciones económicas- está distribuida, descentralizada, y es muy segura. Tanto que resuelve los problemas “clásicos” de la transferencia de moneda electrónica: fraude, dependencia de un servidor central, o ese doble gasto que permite que se pueda pagar dos veces con la misma moneda.

La cadena de bloques es además muy avariciosa en el registro de datos. Es como un prestamista puntilloso e inflexible: guarda todas las transacciones desde que la criptomoneda -o lo que quiera que controlemos con la cadena de bloques- se creó, y cada vez que el bitcoin cambia de manos, se registra ese movimiento, que además es público y está disponible para todos los que hacen uso de la cadena de bloques. ¿Dinero de dudosa procedencia en forma de bitcoins? Imposible.

No todo es perfecto, claro: uno de los problemas de este sistema es que es algo lento: la prueba de trabajo que se necesita para verificar todo el proceso tarda en conseguirse, lo que hace que los procesos en tiempo real puedan salir perjudicados. En Blockchain.info se muestran tiempos de espera promedio para confirmar las transacciones, y estos oscilan entre los 6 y los 11 minutos, y si se reduce el tiempo de obtención de la prueba de trabajo podemos debilitar la seguridad de todo la transacción. Y aun así, las ventajas superan a ese inconveniente y otros que plantean diversas alternativas que tratan de “reforzar” la cadena de bloques original de bitcoin con nuevas prestaciones.

La cadena de bloques como prometedor pilar de un futuro descentralizado

Los defensores de este tipo de esquema ya han dejado claro que las posibilidades de la cadena de bloques son casi ilimitadas a la hora de aplicarse a nuevos mercados y a los existentes, así como a nuevos servicios (o existentes) que pasen a esa filosofía descentralizada. La red de usuarios de este esquema se convierte en fuente de confianza, en una forma de conferir legitimidad a la moneda u objeto que se acoge a la cadena de bloques. Como ocurrió con internet, nadie la posee, pero todos pueden participar libremente.

Como revelan en BackChannel, los campos de aplicación de la cadena de bloques son como decíamos muy numerosos. En “Bitcoin: It’s the platform, not the currency, stupid!” (“Bitcoin: ¡es la plataforma, no la moneda, estúpido!”) Ya hacían un excelente manifiesto sobre las posibilidades de esta plataforma de transacciones descentralizadas y sus potenciales aplicaciones.

Evidentemente el sistema financiero y su transformación a un segmento descentralizado es especialmente apetecible. Adiós a los bancos (bueno, quizás más bien sería un hasta luego) y a la influencia que estas entidades tienen en la sociedad. Algunos ya han calificado a bitcoin como el Napster de las finanzas, pero en realidad no es una comparación adecuada, puesto que Napster proporcionaba ese esquema P2P para el intercambio de contenidos (en concreto, canciones) protegidos por los derechos de autor. El efecto final sería no obstante el mismo: transformaría la industria financiera como Napster lo hizo en el segmento de la música.

Ethereum

En Ethereum tres grandes componentes forman el sistema: la cadena de bloques, el protocolo de transferencia de ficheros (Swarm) y el de mensajería (Whisper).

Aunque hay intentos de provocar esa transformación con bitcoins, hay otros esfuerzos importantes en marcha, y uno de los más destacables es Ethereum, una organización sin ánimo de lucro creada por un joven ruso-canadiense de 21 años llamado Vitalik Buterin. Este desarrollador es especialmente ambicioso en su aplicación de la cadena de bloques y entre otras cosas quiere convertir su propia criptomoneda, el Ether (qué nombre tan apropiado para una película de ciencia-ficción), en la base de esa nueva estructura descentralizada.

Buterin ha logrado captar el interés de la comunidad de usuarios -ya se han invertido cerca de 20 millones de dólares en el proyecto gracias a una campaña de financiación colectiva en bitcoins- y de los desarrolladores que han empezado a colaborar con él. Con Ethereum no obstante la revolución que se plantea va más allá de la moneda, y teóricamente podría ser aplicable a cualquier servicio o segmento gracias al uso de una cadena de bloques compatible con diversos lenguajes de programación. Como explicaba el propio Buterin, “en lugar de que Javascript haga llamadas al servidor, podrías hacer llamadas a la cadena de bloques”. El concepto, desde luego, es ambicioso.

La idea de Buterin con su Ethereum tiene también sus detractores, y no solo aquellos más conservadores y que prefieren seguir utilizando los sistemas financieros actuales. Gavin Andresen, uno de los principales desarrolladores de bitcoin, ya comentó en su blog que “sospecho que están intentando hacer demasiadas cosas -la complejidad es el enemigo de la seguridad- y que terminarán o bien reduciendo de forma dramática el alcance de lo que tratan de hacer o se cansarán de jugar al gato y al ratón con vulneabilidades de seguridad y ataques DoS”.

Ethereum es un buen ejemplo de una Corporación Autónoma Distribuida (DAC, por sus siglas en inglés) un tipo de empresa que funcionaría de forma que las reglas del negocio serían públicas y auditables, además de estar distribuidas en los ordenadores de los accionistas. Esos accionistas pueden ser externos o trabajar para esa corporación, que a su vez pagaría en acciones al proporcionarles ciertos servicios. Los trabajadores se convertirían en accionistas y participarían en su crecimiento, además de tener voz y voto sobre esas reglas auditables de negocio. La idea podría extrapolarse a corporaciones altruistas (ONGs) que evitarían también posibles fraudes con donaciones y cuya gestión sería pública y transparente para que los fondos recolectados pudieran ser auditados.

Otras ideas dirigen bitcoin y la cadena de bloques a ese concepto tan atractivo pero tan difícil de llevar a cabo como los micropagos. Es lo que están intentando por ejemplo en Ripple Labs -comenzaron como OpenCoin- y su protocolo Ripple para transacciones rápidas, sencillas, seguras, y que además no tienen por qué realizarse con bitcoins. Aun así recientemente ha recibido críticas por su funcionamiento “no tan descentralizado” y la congelación de 1 millón de dólares de los fondos de usuarios, lo que deja claro que aunque sobre el papel estos proyectos parecen muy prometedores, hay luces pero también sombras en ellas. De hecho, en American Banker hablaban recientemente de cómo la aparición masiva de diversos proyectos con cadenas de bloques distintas a la de bitcoin es interesante por las ideas que se aportan -Ethereum y Ripple son dos buenos ejemplos, como también lo es Eris Industries-, pero añade complejidad y fragmentación y eso frena el avance de esta tecnología en mercados consolidados.

Sea como fuere, incluso la nueva apuesta por servicios de financiación colectiva como Kickstarter tiene su traducción al mundo Bitcoin: cualquiera podrá poner pronto en marcha su propia campaña -en bitcoins, claro- si hace uso de desarrollos como el de Lighthouse Project, cuyo creador prometía tenerlo listo muy pronto.

La gestión de la identidad es otro de los segmentos en los que la cadena de bloques también está comenzando a dar pasos importantes. Hoy en día es difícil verificar la identidad de un usuario, algo que de hecho haría mucho más sencillo establecer un sistema de pagos electrónicos más fiable. Esto serviría también para eliminar la centralización que imponen redes sociales como Twitter o Facebook a la hora de identificarnos, y haría que ese trabajo -no el de almacenar los mensajes- lo realizasen proyectos como Twister o Trsst, que tratan de garantizar la integridad de los mensajes verificando que quien los ha enviado y publicado es quien dice ser y que el mensaje no ha llegado “modificado” por terceras partes.

Otro de los problemas que podría ayudar a resolver la cadena de bloques es el de la gestión de los derechos de autor y las licencias de trabajos creativos. En Ascribe llevan tiempo trabajando con Creative Commons France para producir un sistema con el que los autores y creadores podrían acceder a una nueva forma de verificar que son los responsables de una obra, gestionar su uso -todas las transacciones (“publicaciones”) quedarían registradas en la cadena de bloques”- o compartirlo.

Ese impacto ya se está dejando notar en varias instituciones ya consolidadas, que parecen no renunciar a los beneficios que puede proporcionar la cadena de bloques. Su implantación experimental es ya una realidad en el Nasdaq Private Market. En España hemos podido conocer el interés de varios bancos como Bankinter o BBVA por bitcoin, y hace poco hemos sabido del interés del Banco Santander no ya por el bitcoin, sino por la cadena de bloques: este grupo ha invertido en empresas que están investigando en la forma de aprovechar esa filosofía en la banca tradicional, algo que están haciendo otros gigantes como Barclays.

La cadena de bloques como clave de la descentralización

Algunos llaman a bitcoin la tercera democratización tecnológica de nuestra era. “La primera vino gracias a internet, y habilitó la democratización de la información. La segunda democratización comenzó con la impresión 3D, es la democratización de la fabricación en la que las fábricas se convierten en algo obsoleto. Ya no son necesarias para construir un producto. Ahora estamos a punto de encontrarnos con la tercera fuerza democratizadora. Es la democratización del dinero y las finanzas. Ya no habrá más monopolios que controlen nuestro dinero o nuestros negocios. Bitcoin es libertad”.

Descentralizacion

La descentralización (y su consecuencia, la democratización) de ese tipo de segmentos está siendo vista como la gran revolución de nuestros días, y esa cadena de bloques parece ser el componente clave de esa potencial descentralización global. Ahora queda por ver si este tipo de proyectos logran despegar, pero todo apunta a que de hacerlo la implantación será larga y tediosa.

Está ocurriendo con bitcoin, la criptomoneda por la que muchos emprendedores suspiran: en estos años de disponiblidad ha habido un verdadero frenesí por la minería de bitcoins y la aparición de alternativas que prometían lidiar con las teóricas desventajas de ese proyecto original. Lo mismo está ocurriendo con la cadena de bloques, que parece aún más prometedor por el impacto que podría tener en esa democratización no solo de las finanzas, sino de multitud de segmentos adicionales. La transparencia y la eficiencia de este “protocolo” son realmente prometedoras, y a priori este concepto puede ser uno de los más relevantes en el futuro. Pase lo que pase, estaremos aquí para contarlo.

Fuente: xataka.com

Bitcoin: la acción bursátil que ha subido un 1.500% en menos de un año

La locura Bitcoin intensificada en los últimos meses ha disparado el interés por la criptomoneda reina como valor refugio o como bien especulativo. Muchos se han interesado en comprar alguna unidad esperando que su valor siga aumentando para poder venderla y recoger las ganancias. Dinero fácil, dos de las palabras más hermosas del mundo para cualquiera.

Uno de los problemas de invertir en criptomonedas es que se trata de un entorno extraño para la mayoría: a nadie le han enseñado a moverse entre exchanges y a saber encajar la altísima volatilidad de las criptomonedas. Pero hay otra forma de invertir en Bitcoin… sin Bitcoin. O mejor dicho: confiar nuestro dinero al destino de Bitcoin, pero en un entorno mucho más familiar para la mayoría: la bolsa.

Lo hace posible una empresa que cotiza en el mercado alemán, Bitcoin Group SE, cuya evolución bursátil ha dejado mucho dinero en algunos bolsillos, ha supuesto pérdidas para otros, y cuyo futuro nadie se atreve a teorizar. Lleva en bolsa menos de un año (salió a finales de 2016) y desde entonces el valor de su acción había estado oscilando entre cinco y ocho euros, un crecimiento bastante notable pero que desde agosto parece plano. Fue entonces cuando llegó el gran subidón.

A finales de julio subió otro escalón hasta los diez euros, y durante el mes de agosto, especialmente durante sus últimos días, comenzó su escalada vertical. En cuatro días, pasó de 40 euros a 80. Allí tocó techo, cerró en 79 y llegó una fuerte corrección que la devolvió a los 35 euros, donde encontró su soporte. Desde entonces, en la última semana, llegó al 19 de septiembre, cuando cerró en 54,3 euros.

Esa montaña rusa le ha hecho ganarse el interés de muchos inversores y pequeños ahorradores que han clavado sus ojos en la volatilidad de este valor. Una volatilidad peligrosa, pero que también es capaz de dar mucho dinero en poco tiempo. No es el único valor bursátil centrado en Bitcoin: Bitcoin Investment Trust lleva en bolsa desde mayo de 2015, pero el bajo valor de su acción, que no termina de despegar a cifras más atractivas, le quita protagonismo. First Bitcoin Capital también opera desde Canadá, pero su opacidad es tan grande que la Comisión de Bolsa y Valores estadounidense suspendió sus operaciones temporalmente el pasado mes de agosto ante las preocupaciones sobre su exactitud e información pública.

¿A qué se dedica Bitcoin Group?

Bitcoin Group es la dueña de Bitcoin Deutschland AG, la mayor plataforma de trading de bitcoins en Alemania, el país más poblado de la Unión Europea y el decimoséptimo del mundo en PIB per cápita. Según sus cifras, tiene una cartera de más de 430.000 clientes y es el único grupo sometido a auditorías periódicas de empresas externas. La próxima, de hecho, tendrá lugar este mismo mes de septiembre.

Sus datacenters están dentro de Alemania y el 98% de su cartera se almacena offline. Un buen comienzo, aunque los inversores con los que hemos contactado para este reportaje admiten en su mayoría que ni siquiera conocen bien lo que hay detrás de esta acción: apenas sale en la prensa y tampoco hay demasiada información publicada, más allá de los obligatorios resultados financieros periódicos.

Así y todo… ¿es para tanto? ¿Tiene sentido que una plataforma de trading de Bitcoins haya despegado tan fuertemente en bolsa en tan poco tiempo sin que apenas haya noticias sobre ella? Sus últimos resultados financieros pueden darnos una idea de por dónde van los tiros: en el último año, Bitcoin Group SE ha crecido un 128% en ventas y un 240% en beneficios antes de impuestos.

Así y todo, hemos querido hablar con un experto en cuestiones bursátiles. Paco Lodeiro, de Academia de Inversión, es una voz discordante en la fiesta de cuarenta días en la que sigue esta acción.

“En primer lugar, es importante tener en cuenta que los gráficos no explican nada. Ya sé que el chartismo está muy extendido, pero tiene la misma eficacia real que predecir el futuro a través de los posos del café. La compañía ha crecido con fuerza este último año, sí, no obstante, yo le veo varios problemas.

Por un lado, el destino de la compañía está ligado a la popularidad del bitcoin. Esta criptodivisa, que actualmente sigue siendo la más popular, empieza a tener competencia, siendo Ethereum la mayor amenaza a su hegemonía. No debemos de olvidar que el fenómeno de las criptodivisas es todavía algo muy reciente. Estoy seguro que tendrán gran importancia en el futuro, pero es casi imposible saber cuál de ellas se acabará imponiendo a largo plazo.”

Una vez más, un experto en bolsa pone en tela de juicio el futuro de las criptomonedas, aunque no con el negacionismo interesado de otros. Más bien, una postura ligeramente escéptica. También queda explicar cuál es el origen de ese crecimiento: cualquiera que haya pasado cinco minutos en bolsa sabrá que crecer un 1.500% en menos de un año es una auténtica salvajada. Lodeiro tiene la clave:

“Cotiza a un precio que descuenta un crecimiento explosivo en beneficios. Si la empresa no es capaz de aumentar sus beneficios al ritmo actual, su cotización podría desplomarse.”

El primer aviso llegó cuando la acción pasó de ochenta euros a cuarenta en una semana. Otra semana después remontó un 40%, y en esas sigue. A principios de 2018 publicará sus próximos resultados financieros, que serán los que dicten la evolución a medio plazo de esta acción. Así y todo, cómo llegará a esa fecha es una incógnita. Su evolución suele estar aparejada a la del valor del bitcoin, pero no siempre ha sido así, y desde luego sus subidas y bajadas han sido todavía más pronunciadas.

Ganadores y perdedores

Esta acción sigue sin ser demasiado conocida. Al fin y al cabo cotiza en el XETRA (la bolsa alemana con base en Frankfurt) y no es un valor que acapare portadas de medios ni conversaciones en foros de inversión. Ni siquiera lo ha hecho tras los últimos dos meses. No obstante, hay un grupo de españoles que la descubrieron cuando todavía estaba por llegar el grueso de su crecimiento. Algunos han tenido mucha suerte (o buen ojo), otros no tanta pero aspiran a tenerla. Se conocieron, precisamente, en esos foros de inversión.

Ninguno se dedica a ello profesionalmente: todos tienen otros empleos, son pequeños ahorradores que, con mayor o menor capital, invierten su dinero en bolsa. Hoy debaten en ese grupo sobre subidas, bajadas, noticias que puedan afectar al valor o incluso recomendaciones de otros “chicharros”, nombre usado en la jerga bursátil para los valores de muy alto crecimiento a corto plazo.

Ovidi, valenciano de 27 años, descubrió esta acción por casualidad. Buscando formas de invertir en Bitcoin a finales de agosto, cuando superó los 4.500 dólares, vio en su broker online (la plataforma, no un gestor humano) la presencia de este grupo del que, hasta entonces, no tenía noticia alguna. Vio que había crecido un 40% en ese día y supo que tenía que formar parte de ello.

“No me quedaba mucho capital disponible para invertir, así que entré con solo cuatrocientos euros cuando la acción estaba en unos cuarenta. Diez títulos. Eso, con las comisiones de mi broker (veinte euros por cada operación en cualquier mercado que no sea el español), normalmente es algo que ni invertiría, hace que necesites un crecimiento del 10%, que ya es mucho, solo para recuperar las comisiones. Pero vi un repunte tan grande que supuse que en los próximos días seguiría creciendo un 30%, un 20%, un 15%… Pensé que me compensaría”.

Vaya que si le compensó. Esos 400 euros, a las pocas horas de la apertura del mercado del día siguiente, ya eran 570, así que no tuvo dudas y se deshizo de acciones que estaban rindiendo menos para poder invertir más en Bitcoin Group.

“Tampoco tenía mucho invertido, solo en algunas tecnológicas del NASDAQ. No de las más grandes, sino de algunas más pequeñas pero que crecían a un ritmo mayor. Comparado con Bitcoin Group, prácticamente nada, así que hice un ‘all-in’ y metí todo mi capital reservado a la bolsa en ese valor”.

El precio medio de compra quedó en 47 euros por acción. Vendió todas cuando llegaron a 78. Pura suerte, como él admite, porque tras tocar los 79 empezó la cuesta abajo. En cuatro días logró una rentabilidad del 67%, aunque prefiere no dar números exactos. Hipotéticamente, si hubiese destinado 10.000 euros en esta inversión, habría recuperado 16.700 cuatro días después. Una rentabilidad gigantesca en un tiempo récord.

“Estaba muy atento a cómo iba la acción, claro, pero no me dedico a esto, así que usaba los ‘stops’ actualizándolos cada pocas horas para asegurarme unas ganancias concretas. El momento de la venta fue manual, la hice yo mismo”.

Con ‘stops’, Ovidi se refiere al mecanismo bursátil que permite vender acciones automáticamente cuando alcancen un precio determinado. Normalmente se ponen a la baja, para controlar las pérdidas, pero en algunos casos también al alza, cuando una acción alcance una rentabilidad con la que estemos cómodos y no queramos arriesgar más, sobre todo en acciones de alta volatilidad. Como esta.

“El día que compre sus acciones ni dormiré con ellas, las venderé enseguida”

Marco, catalán de 27 taños, es otro de los que descubrió a tiempo Bitcoin Group, de una forma parecida a la de Ovidi. “Yo en realidad quería ver si podía invertir en Bitcoin, y buscándolo en mi broker, ING, vi que no estaba, pero sí había una acción con esa palabra en su nombre. La empecé a seguir de cerca porque había subido un 10% durante varios días seguidos. Estaba en unos 16 euros, y entré cuando iba por 21. Un día y medio después, cada acción ya valía 29. Gané un 40%”.

El recorrido de esta acción ya ha dejado grandes rentabilidades para algunos y pérdidas para otros
Pero la volatilidad se dio la vuelta: “En una hora bajó de golpe… pasé de estar ganando 1.500 euros a perder 800. Al final de ese mismo día salí sin perder nada, tal y como entré. Una semana después, entré a 26, pero bajó a 23 y ahí me salí pensando que había sido un error. Los días posteriores continuó subiendo y subiendo… Entro en 42, me salgo en 50 con una buena ganancia. Al día siguiente abre en 60, yo entro a 62,7 y me salgo a 70. Cuando llegó a 80 comenzó a bajar. Tocó los 62 y volví a entrar pensando en vender a 75, pero de momento no ha vuelto a subir. Estoy esperando, en pérdidas”.

Una verdadera montaña rusa que sigue dando algún que otro dolor de cabeza, para bien y para mal, al pequeño grupo de españoles que la descubrieron y se han aliado para no perderla de vista.

Otro de los miembros de ese grupo es Dani, también catalán, de 32 años. Llegó, como el resto, por casualidad. “Quería comprar bitcoins pero me daba pereza buscar el dónde y el cómo, así que probé en mi broker y… ¡ahí estaba esta acción! Empecé a seguirla únicamente por especular y por la comodidad de formar parte de Bitcoin desde mi propio banco. Apenas sabemos nada de esta empresa, es pura especulación. Ahora he puesto una orden de compra a 45 euros, creo que la media móvil de las últimas veinte semanas ronda por ahí. Si entrase, como mucho dormiría un día dentro, aunque preferiría no hacerlo”. Dani se refiere a que, en el caso de que la acción volviese a bajar hasta los 45 euros, se activaría automáticamente su orden de compra, e intentaría venderlas ese mismo día para evitar riesgos dada su alta volatilidad.

Otros que están a la espera de la evolución del valor para comprar acciones, vender las que ya tienen o simplemente encontrar el momento en que asegurarse de no tener pérdidas, miran con preocupación las recientes noticias sobre Bitcoin que llegan desde China. Imán para los que buscan pelotazos y espanto para los que buscan valores seguros en los que confiar a largo plazo, Bitcoin Group promete un otoño lleno de dolores de cabeza para sus inversores. Si esas jaquecas terminan en pesadilla o en lluvia de billetes dependerá de la estrategia de cada uno.

Fuente: xataka.com

El bitcoin supera los 5.000 dólares, vale nueve veces lo que hace un año

El interés y popularidad de bitcoin, la criptodivisa más conocida del planeta, sigue imparable, y lo demuestra el nuevo récord de valoración que ha alcanzado en las últimas horas: un bitcoin ya vale más de 5.000 dólares. A estas horas de hecho supera los 5.500 dólares según Coinmarketcap, cuando hace un año su valoración era de apenas 640 dólares por cada bitcoin.

Es la primera vez que supera de forma tan sólida esa barrera (lo hizo durante unos minutos en septiembre), y esa valoración hace que otras criptomonedas también estén creciendo de forma sensible, con Ethereum y sus ether también ganando terreno, aunque no de forma tan notable.

Vuelve la montaña rusa

Hace tan solo unos meses hablábamos de cómo bitcoin había superado los 3.000 dólares, y tras un periodo de subidas continuado tanto bitcoin como otras criptomonedas pasaron por unos momentos difíciles con la decisión de China de prohibir las ICOs basadas en este tipo de monedas virtuales.

Eso provocó bajadas notables en la valoración del bitcoin y otras criptomonedas, pero la volatilidad de esta criptodivisa se ha vuelto a demostrar con una nueva subida fulgurante.

No está claro qué es lo que ha disparado nuevamente el valor del bitcoin, aunque los expertos alegan que el interés de ciertas instituciones y entidades bancarias por adoptarlo. El presidente de Rusia, Vladimir Putin, habló esta semana sobre los riesgos asociados a las criptodivisas, pero también afirmó que “no deberían construirse barreras innecesarias” a estas nuevas tecnologías.

Segwit2X a la vista

Esa nueva valoración récord se produce con un nuevo hard fork a la vista: el llamado SegWit2X plantea un cambio aún mayor que el que contemplamos hace unos meses con la aparición del Bitcoin Cash, que compartía cadena de bloques con el bitcoin anterior.

Con este hard fork la propuesta es aún más relevante porque se planteará una guerra entre el actual bitcoin y la nueva criptodivisa que se generará a partir de esa división y que tendrá una cadena de bloques distinta además de tener un tamaño de bloques de 2 Mbytes. En el panorama también está la creación de Bitcoin Gold, otra criptodivisa distinta resistente a la minería basada en ASICs pero que sí se podría minar con GPUs, como los ether de Ethereum.

Todas estas opciones plantean una vez más un futuro inmediato muy movido para la que sigue siendo la criptodivisa estrella del mercado. Las previsiones sobre su futura valoración siguen siendo totalmente inciertas, y no hace mucho hablábamos de cómo algunos creen que un bitcoin llegará a valer 500.000 dólares, 100 veces el valor actual. La incertidumbre, como siempre, es absoluta.

Guía de Bitcoin para novatos: todo lo que necesitas saber

Aunque la historia de Bitcoin es corta (surgió en 2009), mucho ha llovido desde su lanzamiento. Su creación siempre ha estado rodeada de un cierto halo de misterio, pues no se sabe quién la creó. Satoshi Nakamoto es solo un pseudónimo que usaba la persona o personas que dieron luz al proyecto.

Pero todavía hoy, ocho años después de su creación, Bitcoin no es del todo mainstream. Muchos se han sorprendido de que los creadores del ramsonware que afectó a Telefónica y otras empresas quisieran cobrar en Bitcoin. Vamos a explicaros todo sobre esta moneda.

Bitcoin, tecnología y economía

Bitcoin es una idea tecnológica muy curiosa. Combinando redes de ordenadores, criptografía y software es posible crear una moneda virtual completamente distribuida, sin necesidad de una entidad central que la emita y controle. Ocho años después la criptografía sigue siendo resistente y el uso de Bitcoin se ha disparado.

La economía que hay detrás de esta moneda es la misma que la que hay detrás de cualquiera: escasez y confianza. Es decir, hay una base sólida para que un Bitcoin cueste dinero, al menos tan sólida como la que fija los precios del oro.

Bitcoin

Y aunque Bitcoin fue la primera criptomoneda hay muchas otras. Es cierto, Bitcoin sigue siendo la más popular aunque últimamente otras como Ethereum están subiendo de valor por otros servicios de valor añadido que ofrecen.

Bitcoin, cómo obtenerlos

Está claro que si queremos obtener euros basta con trabajar en un país cuya moneda sea euros o ir a una oficina de cambio de monedas. Pero, ¿cómo logramos tener Bitcoin? Desde luego trabajando no, ya que no es moneda oficinal en ningún país del mundo.

Los inicios de cualquier moneda son complicados. Tiene que haber un banco emisor, la gente tiene que confiar y aceptar la moneda y poco a poco se va poniendo en circulación. En cambio con Bitcoin no existe un emisor, los ordenadores distribuidos que velan porque las transacciones sean correctas obtienen, de vez en cuando, monedas como premio. Esto se denomina minería, y es la forma en la que se crea el dinero con los Bitcoin.

Pero antes de poner nuestro ordenador a trabajar para crear dinero he de decir que la minería es una locura ahora mismo. Los que obtienen dinero con esta técnica tienen clusters de ordenadores con tarjetas gráficas dedicadas y en zonas donde la electricidad es barata o incluso subvencionada. Ganar dinero con la minería es cosa del pasado.

¿Entonces? ¿De dónde sacamos Bitcoin? Pues como en el mundo real, en las casas de cambio de monedas. En Internet hay muchas y nos permiten cambiar dinero normal (euros, por ejemplo) por Bitcoins. Coinbase es un sitio de cambio (y monedero, como veremos más adelante) bastante popular.

Bitcoin, como guardarlos

Ahora llegamos a la gran pregunta: ¿cómo y dónde se guardan los Bitcoin? Bien, las criptomonedas como Bitcoin son completamente virtuales. Para acceder a ellas originalmente había que usar un software. Este software nos permite ver el saldo que tenemos en nuestra cuenta y hacer y recibir transferencias.

Lo bueno de Bitcoin es que es un protocolo abierto, hay muchos software para gestionar nuestro dinero. Lo hay para Windows, Linux, Mac, Android, iOS… Yo personalmente recomiendo llevarlo en el móvil y dentro de Android me gusta Android Wallet.

Sin embargo usar un software tiene un peligro. Si por algún motivo se nos estropea el dispositivo o se borra o formatea, perderemos todo el dinero. Digamos que con Bitcoin el dinero está en “la nube de Bitcoin” (el llamado Blockchain) y lo que guarda el software es una copia de la clave para acceder a él. Si usamos un software es conveniente hacer una copia de seguridad de estas claves.

Otra opción para llevar el control de nuestros Bitcoin es usar un monedero web. De esta forma una página web se encarga de guardar nuestras claves y accederemos a nuestras cuentas con un usuario y contraseña. Básicamente lo que hacen estas webs es la función de un banco.

Coinbase es una buena opción para esto, a que además permite comprar y vender Bitcoins. Lo único malo es que si usamos este método perdemos parte de la gracia de tener Bitcoins, usar un sistema completamente descentralizado sin depender de la confianza en ninguna entidad. Nadie puede requisarnos nuestro dinero sin robarnos las claves. En cambio sí tenemos el dinero en una web tenemos que confiar en ella.

Fuente: xataka.com

Criptomonedas – Todo Lo Que Debes Saber De La Nueva Moneda Virtual

Una criptomoneda es una moneda virtual que sirve para intercambiar bienes y servicios a través de un sistema de transacciones electrónicas sin la necesidad de un intermediario. … La primer criptodivisa que empezó a operar fue en 2009 cuando SatoshiNakamoto anunció las Bitcoin.

Las criptomonedas son una forma de intercambiar dinero entre personas comunes sin importar su ubicación, a través de internet, independientemente de cualquier banco, gobierno o autoridad. No depende de la aprobación oficial y no se registra en ninguna base de datos centralizada, sino en miles de computadores esparcidos al rededor del mundo.

Su éxito consistió en prescindir de un centro de registro con autoridad para registrar y validar las operaciones, dejando que la base de datos quedara almacenada en una red con múltiples nodos sin el control de nadie en particular.

Después de Bitcoin, que se mantiene como la principal criptomoneda, han surgido otras basadas en el mismo principio pero con mucho menor participación: Ethereum, Ripple, Litecoin, Monero, Dash, etc.

Cómo Funcionan Las Criptomonedas?

Antes de Bitcoin se había intentado establecer dinero electrónico usando una red central para todas las operaciones, como una forma de evitar los fraudes y la creación de dinero irrestricta, pero este esquema no logró la confianza del público y fue olvidado. Quien manejara esta red tendría el poder de crear dinero a voluntad para su propio provecho. Es una tentación en la que caen los gobiernos de muchos países al manejar su propia moneda y que acarrea fenómenos tan indeseables como la inflación y la pérdida de confianza.

Lo que hizo que SatoshiNakamoto triunfara fue el renunciar a este control central a favor de una red más democrática, donde cualquiera podía convertirse en parte del sistema de registro de las operaciones.

Todo esquema monetario debe basarse en el de registro de operaciones.

Si X le transfiere un dólar a Y, debe registrarse que a X se le reste este dólar y se le sume a Y. Si el funcionamiento es confiable, X no podrá gastar dos veces el mismo dólar, nadie podrá; sin embargo, cuando un pequeño grupo controla la base de datos, puede alterar las cuentas de manera que X pague con el mismo dólar a varias personas, o simplemente aumentando la cantidad de dinero que X tiene en su cuenta sin haberlo recibido de nadie.

Si estas operaciones fraudulentas ocurren con frecuencia, el sistema pierde la confianza del público porque empieza a aparecer mucho dinero de la nada, hay demasiados gastos y, por ley de oferta y demanda (que también se aplica a las monedas), la sobreoferta de monedas hace que pierdan valor. El sistema entonces se derrumba bajo el peso de su propia inflación y el desinterés por las monedas.

La red de SatoshiNakamoto no podía ser manipulada por nadie porque nadie tenía acceso exclusivo. Una red creciente donde cada nodo, conocido como “minero”, tenía una copia completa de la base de datos con todas las cuentas y las operaciones realizadas, garantizaba que no hubiera manipulaciones.

La Encriptación De Criptomonedas

Todo el sistema se maneja de manera encriptada (de allí el nombre cryptocurrency o divisas encriptadas), es decir, hace falta un programa digital de “traducción” para poder leer la base de datos y cada minero carece de esta capacidad, por lo que no puede leer los registros y mucho menos alterarlos, pero sí puede almacenarlos para garantizar su integridad.

Cada vez que se hace una operación en internet, esta información se propaga a todos los mineros para que, automáticamente y de manera ciega, actualicen su base de datos manteniendo una copia. Esta cadena de copias de la base de datos íntegra, con las cuentas y las operaciones encriptadas, se conoce como Blockchain (cadena de bloques) porque cada nueva operación agregada es como un bloque que se añade, pero no se puede alterar toda la cadena preexistente.

Lo mejor de todo el asunto es que cualquiera puede convertirse en un nodo de esta red de control, es decir, en un minero. Este hecho por sí solo logra infundir una gran confianza en el esquema de Nakamoto pues quien llega a utilizarlo entiende que el dinero digital es más difícil de manipular que las monedas emitidas por los bancos centrales del mundo. Para convertirse en minero, una persona necesita solamente una computadora con el poder suficiente para manejar los complejos programas de encriptación, la velocidad creciente de las operaciones realizadas a nivel mundial y un acceso a internet confiable.

El incentivo para que la gente común desee participar es simple: por cada operación realizada, una cantidad mínima, más bien digamos microscópica de dinero digital, es agregada a la cuenta del minero de forma automática. Es el único paso del sistema donde se crea dinero de la nada pero no es voluntario, no es aleatorio, no es clandestino ni lo decide nadie, es algo matemático y está a la luz, y el que lo desee puede participar. Además las cantidades generadas son tan pequeñas que no producen una inflación exagerada ni afectan la confianza en el valor de la moneda.

Para participar hay que tener una computadora capaz de pasar una prueba de encriptación. Para ello se instala un programa especial que maneja el encriptado y se somete a un test, un problema encriptado que debe ser resuelto en determinado tiempo. Si la máquina lo aprueba podrá convertirse en nodo y generar ganancias. Sin embargo, las ganancias son tan marginales que para lograr un beneficio apreciable hacen falta muchas máquinas trabajando al unísono (se conocen como granjas de minado) y dependiendo de los costos de electricidad y el internet locales producirán más o menos ganancias.

Beneficios De Las Criptomonedas

Para empezar, lo que Nakamoto deseaba lograr en un principio: una forma sencilla de intercambiar efectivo con cualquier otra persona del mundo. Es seguro, rápido y para participar basta tener acceso a internet.

Luego tenemos que ahora existe una moneda con valor en todo el planeta y que no depende de los gobiernos oficiales. No le pueden imponer un valor, no lo pueden desvirtuar o devaluar, cercar con un control de cambio ni la pueden robar los políticos corruptos.

Las operaciones son irreversibles, nadie puede imponer la devolución de dinero bajo ningún alegato.

Es anónimo, es decir, cada quien puede usar o no su nombre verdadero. El acceso a cada cuenta se logra con una clave en vez de una identificación, y nadie necesita el permiso de otro para participar.

Es transparente y dinámico, es decir, las tasas de cambio con las monedas locales de cada país las establecen los mismos compradores y vendedores simplemente al acordar un intercambio.

Cualquiera puede ser un minero si puede invertir en una computadora que pase las pruebas de encriptación.
Cuánto cuesta el dinero electrónico?

La tasa de cambio es dinámica pero llama la atención que por ejemplo, en el caso del Bitcoin, cada moneda cuesta actualmente más de 1700 dólares o 1500 euros. Hay páginas como Okcoin.com, Localbitcoins.com y Poloniex.com o Bitso para comprar monedas con pesos mexicanos, donde cualquiera puede ver los movimientos de la tasa de cambio y también comprar o vender. Solamente hay que perder el miedo y atreverse a entrar a la economía global del siglo XXI.

Fuente: ganardinero.co

Invertir en Criptomonedas está en tendencia, Aquí te dejamos 7 Opciones para invertir

Octubre promete ser un mes muy volátil para el mercado de las criptomonedas, ya que está previsto un Fork para Bitcoin y otro para Ethereum. Como decimos siempre, apostamos más por el proyecto del Token, que por su cotización circunstancial.

1- Litecoin (LTC)

El Litecoin es una de las monedas más volátiles del TOP 10. Iniciaba el mes de septiembre anotando su máximo histórico en US$ 91, para luego caer de forma contundente hasta los US$ 37 el 16 de septiembre.

Al momento de escribir este reporte, el Litecoin se negocia entorno a los US$ 53, siendo un buen punto de entrada pensando la inversión a mediano y largo plazo. Si especulas a corto plazo, la entrada más óptima es entorno a los 47 dólares.

Si el mercado de las criptomonedas mantiene su tendencia alcista, el LTC, no debería tener mayores problemas para llegar a los US$ 70, o incluso un poco más en lo que resta del 2017.

2- OKCash (OK)

OKCash es una criptomoneda que su “apuesta” es 100% al proyecto, que básicamente se lo resume al mercado de micropagos, por su rapidez y bajo costo de envío.

En estos momentos el Token OK se lo puede comprar por US$ 0.30, desde los US$ 0.85 que se negociaba a mediados de septiembre.

Por ahora se lo puede negociar en Bittrex, pero ya hay anuncios de que muy pronto estará en Poloniex, lo que le daría una liquidez aun mayor.

Si el proyecto tiene éxito, OKCash puede multiplicar varias veces su valor actual. Como poco lo situamos en US$ 0.60 para lo que resta del 2017.

3- IOTA (MIOTA)

IOTA es uno de nuestros proyectos favoritos a largo plazo, ya que apunta al sector del Internet de las Cosas (IoT), mercado que tiene un potencial muy prometedor para los próximos años.

La criptomoneda se negocia en US$ 0.60, un valor más que interesante para invertir a mediano y largo plazo. Si especulas a corto plazo, el valor de compra recomendado es de US$ 0.48.

El objetivo de mínima para el 2017 lo situamos en US$ 0.80, y el de máxima en su récord histórico de US$ 1.10.

4- Sibcoin (SIB)

Sibcoin nace en 2015 con la necesidad de enviar remesas entre los habitantes de Rusia y Ucrania. Su proyecto es más que interesante.

En el mes de septiembre SIB se movió en un rango entre 0.82 a 1.95 dólares, cotizando en estos momentos entorno a US$ 1.25. El valor actual es un buen punto de entrada para mediano y largo plazo.

Para trading a corto plazo el punto óptimo de compra es de 1 dólar.

Si el proyecto continua por el “buen camino” su cotización puede llegar como poco a los 2 dólares.

5- OmiseGO (OMG)

OmiseGO es una criptomoneda con menos de 3 meses, que se posiciona en estos momentos en la posición 12 del ranking mundial de las criptomonedas.

OMG está diseñado para permitir la inclusión financiera e irrumpir en las instituciones existentes. Además, cuenta con la asesoría de Vitalik Buterin, el creador de Ethereum.

El 7 de septiembre OMG toco su máximo histórico en US$ 13.20, cotizando en estos momentos en US$ 9.70.

Es una criptomoneda muy liquida, por lo que se adapta tanto para inversores a corto como a largo plazo.

OmiseGO es una de las monedas que vemos con alto potencial y gran posibilidad de revalorización en los próximos meses. Como mínimo puede volver a su máximo de 13 dólares.

6- EOS (EOS)

EOS es una de las criptomonedas que más capitalización de mercado ha perdido en el último mes. El máximo de septiembre se ubicó en US$ 1.41, y su mínimo fue de US$ 0.53.

El objetivo de EOS es llevar la Blockchain a las empresas. En su sitio Web afirman que su plataforma ofrece un nivel de escalabilidad sin precedentes en el mundo de los Blockchains. Sería capaz de procesar millones de operaciones por segundo sin comisiones de transacción.

En estos momentos se negocia en US$ 0.70, un valor recomendable para invertir a corto y largo plazo. De haber una corrección alcista en octubre, al menos debería subir hasta 1 dólar.

EOS ocupa en estos momentos el puesto 26 en el ranking de las criptomonedas, con una capitalización de mercado de más de 260 millones de dólares.

7- Monero (XMR)

Monero se negocia entorno a los US$ 93, luego de que a finales de agosto tocara su máximo histórico en US$ 152.

Desde CriptoTendencia vemos a Monero como una interesante moneda para especular a corto plazo. Se puede comprar en este nivel buscando un objetivo de US$ 110, y colocando un stop por debajo del soporte clave de los US$ 73.

No recomendamos Monero a largo plazo, ya que su reputación no es de la mejor, debido a que está asociada a mercados ilegales. Si bien la moneda es 100% legal, algunos aprovechan su anonimato para usarla con fines no éticos.

Fuente: criptotendencia.com

Sabías que Si hubieras invertido 100$ en bitcoin, hoy serias millomario!

Participa en el curso “EL ABC DE LAS CRIPTOMONEDAS” y Aprende a invertir desde cero en criptomonedas y a Cómo comprar y vender Bitcoins en el momento justo para generar grandes ingresos  Ingresa Ya! ➡http://escueladeriqueza.org/cripto