Nunca ha sido fácil conseguir que los bancos de Wall Street cuelguen el teléfono y adopten las operaciones electrónicas en bonos corporativos, pero hay pruebas de que la vieja guardia finalmente está aprendiendo algunos trucos nuevos.

Tradeweb Markets LLC, un sistema de negociación en bonos e instrumentos derivados que es propiedad, en parte, de Goldman Sachs Group Inc. y JPMorgan Chase & Co., se ha asegurado una base en el mercado estadounidense de bonos corporativos de US$8,6 billones. Transcurridos tres años desde que ofreció por primera vez operaciones de bonos corporativos, la firma maneja en este momento aproximadamente un 1 por ciento del volumen en forma electrónica, según Raymond James & Associates. En un mercado dominado por bancos de inversión gigantescos, donde el 80 por ciento del volumen sigue siendo negociado por teléfono o por chats, es una especie de revolución.

Las firmas de Wall Street han mantenido su dominio en el mercado gracias a su función de colocadores de deuda, lo cual les ha dado poder para asignar bonos recién emitidos a clientes preferidos. Goldman Sachs, JPMorgan, Morgan Stanley y sus pares también tienen la visión más completa del mercado: son ellos, no los clientes de sus administradores de activos, quienes tienen el mejor acceso a datos de precios, en parte porque sólo ellos pueden ver las operaciones realizadas entre bancos. El teléfono ha sido durante largo tiempo el medio preferido para transmitir esa información a los clientes.

“Los operadores se están dejando convencer”, dijo Kevin McPartland, responsable de investigación sobre estructura de mercado en Greenwich Associates LLC, una firma consultora en servicios financieros con sede en Stamford, Connecticut. “Todavía tienen un lugar fuerte a pesar de que la ejecución se vuelve más electrónica”.

Si bien la cuota de mercado del 1 por ciento de Tradeweb es pequeña, demuestra que la firma está ganando terreno, un logro poco frecuente para empresas emergentes que tratan de cambiar drásticamente el statu quo. Varias empresas han intentado popularizar las operaciones de bonos por ordenador, entre otros, Goldman Sachs, BlackRock Inc., MarketAxess Holdings Inc. y una serie de consorcios encabezados por bancos con nombres codificados como Oasis y Neptune. Muchas de estas iniciativas fracasaron, en parte porque los operadores temían debilitar un segmento lucrativo de su negocio si las operaciones cambiaban demasiado.

La ganancia de la renta fija es uno de los últimos vestigios de la dominación de Wall Street, rabiosamente custodiada por los bancos. Si bien los ingresos provenientes de ventas y operaciones de renta fija han bajado un 42 por ciento desde 2009, dicho negocio reportó US$68.000 millones a los nueve bancos de inversión más grandes del mundo el año pasado, según datos compilados por Bloomberg Intelligence. Supera a cualquier otro segmento de negocios amplio, sobrepasando las operaciones en acciones, la banca de inversión, la colocación y los servicios de asesoramiento. No obstante, las operaciones mediante computadoras van avanzando porque los agentes-operadores sólo pueden postergar lo inevitable por determinado tiempo.

“El mercado continúa evolucionando y debemos ajustarnos para responder”, dijo en una entrevista Lee Olesky, máximo responsable de Tradeweb. “Los bancos son un componente fundamental de nuestro mercado. Lo que está cambiando es que actualmente todos están conectados”.

El dueño mayoritario de Tradeweb es Thomson Reuters Corp., siendo los propietarios restantes Bank of America Corp., Barclays Plc, Morgan Stanley, Citigroup Inc. y otros bancos. Bloomberg LP, la sociedad matriz de Bloomberg News, compite con Tradeweb, MarketAxess y otros ofreciendo servicios de operaciones con bonos a sus suscriptores.

Fuente: bancaynegocios.com

¿Te gustó el artículo?

¿Te gustó el artículo?

Suscríbete GRATIS a nuestro Boletín y recibe periódicamente en tu email artículos de interés como este. Además de un fabuloso obsequio!

GRACIAS! Por favor Revisa tu email en breve, pues te hemos enviado un regalo especial por tu suscripción!