Etiquetafuturo

¿Quiere manejar el dinero de forma inteligente? Hágalo como un millennial

Las soluciones tecnológicas y las estrategias tanto de ventas como financieras están hoy centradas en este tipo de cliente, ya que se espera que a 2025 correspondan al 75% de la fuerza laboral. Mire qué les puede aprender financieramente.

No se preocupe, usted no es el único que está cansado del término ‘millennial’. Esta palabra se ha convertido en una moda y además en una forma de encasillar a un grupo de personas en ciertas conductas y comportamientos en común.

Aunque suene un poco trillado y ‘cliché‘ decirlo, los estudios y las encuestas sí se han centrado en las personas nacidas entre 1981 y 1997 con el fin de plantear sus estrategias de marketing y sus objetivos para llegar al cliente mayoritario con soluciones y productos atractivos para sus necesidades.

Es por esto que continuamente se revisan las tendencias y las preferencias de este grupo en específico, a pesar de que definitivamente no todos piensen de la misma forma. Sin embargo, antes de estigmatizarlos hay que reflexionar sobre ellos acerca de las lecciones que se les puede aprender, pues así como hay muy buenas cosas que se pueden adquirir de los mayores, de los jóvenes también se puede absorber elementos muy interesantes.

Entre ellos el concepto de éxito y dinero que tienen en mente tanto en su presente como en sus proyecciones futuras, pues para ellos la estabilidad ya no importa, el equilibrio entre vida personal y trabajo tiene un gran valor, el crecimiento profesional pesa, la experiencia tiene un mayor significado que las cosas materiales, su preocupación por el mundo y el legado en la historia son las tareas pendientes que sí o sí deben realizar para tener una vida más tranquila y por supuesto tener algo que contar en su vejez.

De hecho, de acuerdo con el estudio comisionado a Harris Research que presentó Mastercard sobre el comportamiento de consumo de los millennials en Latinoamérica, el 77% de los millennials concuerda que tienen que construir su propio camino al éxito y no depender de terceros, de hecho, 75% quiere emprender su propio negocio.

Los jóvenes sin duda creen en sus capacidades y tienen confianza en sí mismos para construir su empresa porque quieren ser sus propios jefes y manejar su propio tiempo con libertad. Si podemos comenzar por algo es por esta lección: arriesgarse, tirarse al vacío sin tantos miedos, tal como un millennial lo hace, cuando le huye a la zona de confort.

Por otro lado, Ann Ferrell, la senior vicepresidente de marketing de Mastercard para Latinoamérica y el Caribe explica cómo sería la radiografía de un Millennial según sus comportamientos, dentro de la reflexión del estudio, se encontró que son tres las áreas más fuertes en esta generación:

1.- No son tradicionales: tanto en el trabajo como en sus aspectos personales son muy ambiciosos, ellos tienen aspiraciones muy distintas por esta razón quieren tener diferentes experiencias que les permita conocer, disfrutar y contribuir a su desarrollo personal y profesional. El estudio además asegura que “los millennials atribuyen su educación y las experiencias vividas como los dos componentes principales de su identidad”, revelando que la prioridad de esta generación es ser financieramente independiente.

2.- La tecnología es un gran ecualizador: Ferrell explica que ellos son pioneros en esta área porque nacieron en una era digital y no saben vivir con algo diferente a ello. Es evidente que la tecnología forma parte de su identidad como generación, el 85% de las mujeres encuestadas dice que su nivel de educación no sería el mismo sin acceso a la tecnología digital. En general, 52% siente que la tecnología digital tiene el poder de resolver muchos de los problemas que enfrenta la sociedad.

3.- Quieren contribuir al impacto social: los millennials en la actualidad se preocupan por conectarse con sus comunidades, quieren dedicar parte de su tiempo libre a apoyar causas nobles y ser partícipes de ellas. Esto va ligado a la importancia su trabajo, porque este debe tener un propósito claro que involucre a la sociedad o a un objetivo muy claro.

¿Y sobre el dinero?

Según Ferrell, tienen como principal prioridad tener independencia financiera, quieren demostrar que son capaces de salir adelante y que pueden administrar muy bien sus cosas.

En los países como Brasil, Colombia y México (evaluados por el estudio), donde las economías que tienen una situación de inestabilidad, esta generación creció con mucho más disciplina y preocupación por cuidar sus finanzas porque saben que tienen que esforzarse para conseguir lo que desean.

De hecho, uno de los expertos de Mastercard aseguró que se ha evidenciado que los millennials están dispuestos a pagar sus deudas y están dispuestos a saldar sus compran en un solo momento, la tendencia se puede observar en un balance hecho entre crédito y débito, donde los jóvenes prefieren pagar de inmediato.

En conclusión, este estudio y los análisis que derivan de él, nos permite reflexionar la forma como ellos conciben el mundo y el futuro. Las lecciones que dejan con sus formas de comportarse en cuanto al uso del dinero y la perspectiva o mejor la proyección del éxito indican que es necesario contemplar hábitos como:

.- El de ser más prácticos para actuar en el momento que es sin complicarse ni darle tantas vueltas a una sola cosa. A veces en lo simple está la solución.

.- Gastar menos en cosas innecesarias, ellos prefieren desplazarse en bicicleta que pagar por un carro propio o el transporte en taxi y uber.

.- Generar ingresos, son recursivos, no esperan el salario del mes, más bien son expertos en conseguir dinero extra para mantener sus gastos y gustos. Y lo más importante, aprovechan la tecnología para este fin.

.- Relacionarse, saben que el networking les abre puertas para conseguir un mejor trabajo, una mejor remuneración o una buena oportunidad de negocios.

.- Practicar la resiliencia, no importa las veces que se caiga, siempre habrá la oportunidad para un segundo, tercero o hasta cuarto round, pues después de una falla siempre estará más fuerte y aprenderá más.

Fuente: finanzaspersonales.co

¿Cómo mejorar tus finanzas personales?

El dinero, puede resultar ser un “tema sensible” para muchos. A menudo, creemos que es la solución para casi todos los problemas que se nos presentan. Pero realmente, la respuesta está en cómo manejarlo y administrarlo, es decir, lograr que satisfaga las necesidades fundamentales –evitando malgastarlo- o bien sea, verlo reflejado en algún bien material.

Nuestras aspiraciones giran en torno a la consecución de metas financieras personales: una boda, un vehículo, la educación de los hijos, una vivienda, etc., y a pesar que el buen manejo de las finanzas no es aprendido en la educación regular, debemos entender que la educación financiera es un factor elemental para el manejo de las mismas.

Por ello, es recomendable comenzar por educarnos y educar en materia de finanzas, aprendiendo no sólo conceptos básicos como: ingresos, ahorro, gastos, inversión, presupuesto, etc., sino también, desarrollando hábitos que refuercen el cuidado que se le debe dar al dinero.

Planificación financiera

Entendiendo entonces que la formación financiera comienza en el hogar, es necesario desarrollar conciencia y transmitir a todos los integrantes de la familia que el dinero es producto del esfuerzo y no debe malgastarse. Es importante aprender a ganarlo y cómo gastarlo, haciendo buen uso del mismo, tanto en el presente -honrando compromisos- como a futuro, en función de una meta trazada.

Consumo inteligente

Hacer compras responsables es algo tan sencillo como estar conscientes que debemos adquirir lo que realmente necesitamos, dejando a un lado la creencia de que las compras descontroladas (caprichosas) nos producen felicidad. En realidad, lo que a menudo nos dejan es el presupuesto desequilibrado y las emociones sacudidas como haber subido a una montaña rusa.

Conciencia de ahorro

Cuando adquirimos deudas y compromisos que somos capaces de asumir y aprendemos a rechazar “ofertas en cuotas” o créditos que rebasan nuestros ingresos reales, estamos demostrando conciencia de ahorro. Esto generará diferentes beneficios, como gozar de tranquilidad financiera en el presente y contar con recursos que nos brindarán estabilidad en nuestra etapa de adultos mayores.

Normalmente, las personas que son exitosas con sus finanzas son aquellas que entienden que no pueden gastar más de lo que ganan y que invierten su tiempo en aprender cómo gestionar su presupuesto, manejando sus finanzas con prudencia y conciencia.

La Nueva tendencia que deben usar las empresas: Productos Unisex para Niños

Los estudios de mercado demuestran que la tendencia en productos para niños empieza a ser la del producto unisex.

Quien haya entrado alguna vez en una juguetería, sabrá de lo que se habla cuando se dice que las marcas y las empresas cuentan con ‘productos de niños y productos de niñas’. En algún momento, mientras se pasea por los pasillos, se encuentra uno de pronto con una especie de avalancha de cosas rosas, una abrumadora colección de tules, muñecas y coronas de princesas. Es la sección de niñas. Luego, habrá otro pasillo lleno de juguetes de construcción que es el terreno de los niños.

La cuestión es algo que ha sido una suerte de constante en las últimas décadas en el terreno de los juguetes y de cómo estos se venden. Esta es también una cuestión que se puede extrapolar a otros ámbitos del consumo, ya que marcas y empresas hacen también divisiones de género en muchas otras cosas, desde galletas de princesas Disney que son para niñas a otras con camiones o coches que son para niños.

Todo ello parece algo anclado en los códigos que las marcas usaban en el pasado y algo que los cambios en la sociedad hacen pensar que tendría que haber desaparecido. De hecho, si se pregunta a alguien que no se relacione con niños o que no haya tenido que entrar en un negocio como una juguetería en los últimos tiempos, seguro que dirá que esos negocios son unisex, ya que ese tipo de divisiones no tienen sentido en los tiempos que corren. Sin embargo, la realidad es otra.

No solo se han mantenido las divisiones de género en los productos para niños, sino que además estas han crecido de forma destacada en los últimos tiempos. Un estudio demostraba no hace mucho que lo de los juguetes para niños y para niñas se ha convertido en algo más claro y más sesgado en los últimos tiempos. En los últimos 50 años, los juguetes se han separado más por sexos. Esto es: los juguetes de hoy son más sexistas que los de hace medio siglo.

Y que esto haya ocurrido, apuntaban en el estudio, ha sido culpa de las propias empresas y de sus equipos de marketing. Un dato sirve para verlo claro: hasta los años 80, las jugueterías no separaban los juguetes por sexo y no codificaban de forma tan extrema por colores lo que estaban vendiendo.

Y que esto ocurra no es solo una curiosidad histórica, sino también un problema con diversas ramificaciones. Por un lado, tiene un impacto directo en cómo los niños ven el mundo y cómo interiorizan su posición en el mismo. Por otro, y aquí las marcas y empresas se verían afectadas en lo que al final más les preocupa, sus ingresos, está demostrando que no están comprendiendo a quienes compran los juguetes, esto es, los padres.

Los padres lo quieren unisex

Y es que, frente a esta oferta tan segregada por sexos, los padres están cada vez más deseosos de encontrar productos que se alejen de los clichés y, sobre todo, de esas imágenes de roles que enclaustran a niños y niñas en ciertos nichos concretos. Las marcas y las empresas de productos para niños (ya sean juguetes a ropa o comida) deberían fijarse en el movimiento general del mercado. Las firmas que están haciendo una publicidad y una oferta cada vez más sensible con la mujer y que rompe con los estereotipos de géneros están logrando no solo mejorar su imagen de marca sino también aumentar su penetración de mercado y la lealtad de los consumidores. Pantene o Always son algunos de los recurrentes ejemplos.

Fuente: puromarketing.com