Sin duda alguna las tarjetas de crédito han revolucionado la forma de pagar y de adquirir bienes. Han eliminado las barreras geográficas y es posible comprar en cualquier parte del mundo productos y servicios mediante la red.

Lastimosamente no todo lo que brilla es oro, porque su uso ha sido alterado y ha pasado de ser un medio de pago a una forma de financiamiento sin ninguna garantía, lo cual ha generado un desorden mundial y un nivel de endeudamiento sin precedentes.

Deuda que se ha convertido en una verdadera epidemia mundial.

Si eres una persona que ha pasado por una situación en que te has endeudado de manera irresponsable en una tarjeta de crédito sabiendo que no tienes capacidad de pago o la estás viviendo en este momento. Te comento que este no es el problema principal.

El problema es que no busques formas de pagar esas deudas de manera responsable, porque si bien es cierto la entidad financiera te ofreció un límite de crédito elevado de acuerdo a tu capacidad de pago, no es excusa para que gastes sin control y que al final comentes de que la entidad financiera no te deja vivir tranquilo y que es una acosadora.

Lo primero que debes comprender es que al final solo tú eres responsable de tus actos y tu capacidad crediticia es de las cosas más importantes, por lo cual debes cuidarla y valorarla. Porque no sabes cuando realmente requerirás que las entidades financieras crean en ti y te apoyen a financiar un proyecto o alguna complicación personal.

Si ya has comprendido que al final somos reputación y deseas cambiar tu situación crediticia, en especial las deudas de tus tarjetas de crédito, te sugiero que continúes dando pasos cortos, constantes y seguros para resolver tu infierno financiero. Pide ayuda a cada entidad financiera y busca un arreglo de pago.

Recuerda que el objetivo de la entidad financiera no es ser el malo de esta situación en la que ambos son responsables. Sin duda alguna la entidad financiera estará en disposición de ayudar si demuestras que deseas cooperar con ella y que no tienes deseos de ser irresponsable.

Hasta este punto te comento que esta es la parte fácil de tu situación actual, porque el verdadero reto no es negociar con la entidad financiera un arreglo de pago.

Tu verdadero reto es el relacionado con tu capacidad para cambiar tu estilo de consumo y gasto

No tendrá sentido que negocies un arreglo de pago con las entidades bancarias, si vas a continuar con gastos desmedidos y sin control. Lo que realmente debes comprender es que no ganas nada si permaneces toda tu vida pagando deudas de consumo, por tu incapacidad de ordenarte en tus finanzas.

No desperdicies tus ingresos pagando altos intereses por no controlar tus gastos

Si ya has visto que no eres capaz de administrar una tarjeta de crédito de manera adecuada te recomiendo que:

  • Aprendas a vivir con tus tarjetas de débito
  • Efectúa tus pagos en efectivo
  • Canceles inmediatamente todas tus tarjetas de crédito

Además debes trabajar en tus finanzas y tu presupuesto mensual, por lo que te recomiendo que busques ayuda de un profesional de finanzas personales y comienza a trabajar con detalle en tus finanzas para gozar a la brevedad posible de la libertad de no poseer deudas y comienza a trabajar en tu bienestar financiero.

Fuente: tubienestarfinanciero.com