La procrastinación mantiene a la mayoría de los seres humanos alejados de obtener el máximo provecho de sus vidas. Pero:

¿Qué es exactamente?

La procrastinación significa literalmente dejar algo “para mañana”. Proviene de las palabras en latín pro (para) y cras (mañana). La dilación es el aplazamiento de algo que sabes que debes de hacer.
La procrastinaciónevita que las personas vivan sus vidas mejores.

¿Por qué después y no ahora?

Hay muchas y variadas razones del porqué tú postergas lo que sabes que tienes que hacer. La clave para destruir este enemigo hábito está en descubrir la verdadera causa que se esconde detrás de esa razón que tú crees tener para dejar para otro día, mañana, semana o incluso años… las tareas o proyectos que sabes que tienes que hacer pero que hay algo que te está deteniendo y que aun no sabes qué es y al final no lo haces o lo haces todo en el último momento bajo presión y con estrés al mismo tiempo que te sientes culpable por lo sucedido.

Te prometes a ti mismo que la próxima vez será diferente pero cuando llega el día vuelves a caer y repetir la misma acción de posponer una y otra vez en el tiempo.

Se ha convertido ya en un hábito arraigado a tu forma de ser y a tu forma de vida. Un hábito es un patrón de comportamiento que ha sido adquirido y que se ha convertido casi involuntario debido a la repetición continua. Pero aunque en un principio te pueda parecer que sea de forma automática detrás de ese hábito ha habido un pensamiento, una elección y una decisión.

Hay que llegar a la raíz de la procrastinación para destruirla para siempre. Para ello es necesario:

1. Ser lo más honesto posible con uno mismo y aceptar la responsabilidad 100% de tus acciones. Cada acción que decidas tomar tiene siempre una consecuencia.

Es muy importante que tomes toda la responsabilidad por tus errores. Esto puede resultarte algo incómodo y lo entiendo perfectamente pero hay que hacer un esfuerzo y ser lo más sincero con uno mismo si realmente quieres eliminar de tu vida este caro hábito de la dilación.

2. Los principios que determinan tu éxito o fracaso son siempre los mismos:

  • Enfoque
  • Determinación
  • Disciplina
  • Y Confianza.

Las personas que han logrado alcanzar con éxito sus metas u objetivos saben que ha sido determinado por el compromiso que han tomado para tomar las acciones adecuadas y su claridad de enfoque para mantenerse hacia sus objetivos.

3. Establece tus prioridades en tu viday haz un compromiso con ellas.

El novelista George Eliot dijo: “Nunca es demasiado tarde para ser la persona que podrías haber sido.” El mejor momento para comenzar es ahora.

Cambiar es elegir un comportamiento diferente del que estás utilizando ahora. Hacer un compromiso para hacer que algo ocurra todos los días.

Los seres humanos somos únicos gracias a nuestra capacidad de cambio a ser más de lo que somos.

Recuerda todo depende de ti, de aceptar la responsabilidad por todo lo que haces, de creer que tú puedes poner fin a este enemigo y caro hábito y decidir con determinación y compromiso tomar el control de tu propia vida y de tus resultados.

“La dilación es la mala costumbre de dejar para pasado mañana lo que se debería haber hecho antes de ayer”. ~ Napoleón Hill-.

Fuente: Noelia Durán.

¿Te gustó el artículo?

¿Te gustó el artículo?

Suscríbete GRATIS a nuestro Boletín y recibe periódicamente en tu email artículos de interés como este. Además de un fabuloso obsequio!

GRACIAS! Por favor Revisa tu email en breve, pues te hemos enviado un regalo especial por tu suscripción!