En el 2016 la Universidad de Harvard publicó un revelador y muy completo estudio sobre la procrastinación y los efectos nocivos que tiene sobre el desempeño de una persona.

En esta investigación ofrecen dos claves para sobreponerse a esta mala práctica de organización del tiempo y actividades.

1. Evaluar pros y contras

El primer consejo que viene de este estudio de la Universidad de Harvard es que para vencer a la procrastinación hay que poner en una balanza los pros y los contras de lo que se hará (o no se hará) y evaluar las consecuencias.

La investigación señala que el acto de procrastinar es en cierto modo positivo ya que a uno le evita el “sufrimiento” de padecer una situación determinada.

A la par, ese acto que parece positivo también conlleva su parte negativa: las consecuencias indeseadas. Las mismas pueden ser, por ejemplo, reprobar un examen, producir menos laboralmente, no solucionar problemas que empeorarán a futuro, etc.

Así, al momento de elegir si uno va a realizar una acción o retrasarla para el día siguiente, hay que tomarse unos segundos para analizar estas cuestiones positivas y negativas de la decisión que va a tomarse.

2. Fomentar la autoconfianza gracias a la motivación

Es bien sabido que tener confianza en uno mismo es crucial para poder terminar con los malos hábitos y potenciar los positivos. Al mismo tiempo la autoconfianza es determinante para poder lograr los cambios que uno se proponga en su vida. La procrastinación no es una excepción a esta regla.

Pero claro, ¿cómo confiar en uno mismo si uno no está siendo capaz de dejar de procrastinar?, observa el estudio de la Universidad de Harvard.

La solución está en auto-motivarse gracias a un sencillo truco: ofrecerse a uno mismo pequeñas recompensas a corto plazo.

Dichos premios no tienen que ser nada grandilocuentes. En concreto, puede ser tan sencillos como uno desee: ir al cine, comprarse un chocolate, premiarse con una hora de ejercicio, etc.

Son recompensas simples pero muy efectivas que tiene un grandioso impacto en la psíquis.

Si la procrastinación es un hábito que no lográs vencer y está afectando tu vida, siguiendo este plan de acción científicamente probado por los investigadores de la Universidad de Harvard vas a poder revertir la situación en poco tiempo.

Ahora bien… ya sabes que hacer para dejar de procrastinar, pero sería buenísimo que pudieras ponerte en marcha, cierto?

Sabías que en nuestro programa de Coaching Financiero una de las primeras cosas que hacemos es trabajar en desterrar la procrastinación?

Si quieres tener una sesión gratuita de Coaching Financiero donde trabajar con un entrenador profesional en tus temas económicos aun sin resolver, haz clic aquí.

Fuente: Inversor Global